MUCHACHA de Mario Benedetti

Cuando pasa el vaivén de tu cintura
La calle queda absorta / deslumbrada
Si desnuda te sueña la mirada
Sos carne de cañon o de censura

Las vidrieras reflejan tu figura
Y el maniquí te envidia la fachada
Tu presencia es un riesgo / todo o nada
Tu encanto es integral / base y altura

El requiebro vulgar no te arrebola
Parecés satisfecha con tu suerte
No te inquietan azares ni aureola

Quizá porque estás lejos de la muerte /
Ya que la sombra te ha dejado sola
Aprovecha la luz para esconderte

Para el año 1,998 y bajo el auspicio de la Editorial Alfaguara, Tania Libertad, con los arreglos de Victor Merino, le da vida musical a algunos poemas de Mario Benedetti incluidos en su libro "La vida ese parentesis"; el álbum del mismo nombre trae este disco, cuya letra es del poema "Muchacha", que Tania hace a dúo con Willie Colón con unos coros fantásticos y la fantástica voz de Tania. Igualmente el trabajo trae un pequeño prólogo escrito por José Saramago que me parece pertinente compartir con ustedes:

No es verdad que el mundo está todo descubierto. El mundo no es sólo la geografía con sus valles y montañas, sus ríos y sus lagos, sus planicies, los grandes mares, las ciudades y las calles, los desiertos que ven pasar el tiempo, el tiempo que nos ve pasar a todos. El mundo es también las voces humanas, ese milagro de la palabra que se repite todos los días, como una corona de sonidos viajando en el espacio. Muchas de esas voces cantan, algunas cantan verdaderamente. La primera vez que oí cantar a Tania Libertad tuve la revelación de las alturas de la emoción a que puede llevarnos una voz desnuda, sola delante del mundo, sin ningún instrumento que la acompañara. Tania cantaba a capella "La Paloma" de Rafael Alberti, y cada nota acariciaba una cuerda de mi sensibilidad hasta el deslumbramiento.

Ahora Tania Libertad canta a Mario Benedetti, ese gran poeta a quien tan bien le sentaría el nombre de Mario Libertad...

Son dos voces humanas, profundamente humanas, que la música de la poesía y la poesía de la música han reunido. De él las palabras, de ella la voz.