LA RELACIÓN MUSICAL ENTRE JUAN FORMELL Y RAY BARRETTO


No sería solo uno el encuentro musical de Ray Barretto con el fantástico compositor  cubano Juan Formell fundador y director de Los Van Van, y no serían los créditos de los discos editados por FANIA los que nos darían la respuesta, ya que aprovechando el bloqueo económico impuesto por EEUU, a las composiciones cubanas se les otorgaba la misma autoría: DRA.
El primer encuentro sería con una composición que en 1,976 , después de salir prensadas por Egrem y Fania, sería reconocida a Roberto Baute Sagarra  por sentencia judicial del Tribunal Provincial de Guantánamo; y a ambos lados del mar le darían una connotación diferente.  
El original “El Guararey de Pastora”  dedicado A la guantanamera Pastora Yuani Sayús es un changüí, ritmo que no le era ajeno a Juan Formell quien antes de crear a los VanVan hacía parte de la banda de Elio Revé dedicada casi exclusivamente al changüí. “por los años 70, en una presentación, alternábamos con un grupo de Guantánamo y escuché las letras de aquella canción... me gustó mucho tanto el tema que anoté su letra y la traje en la memoria... Hice la orquestación y desde entonces está en el repertorio de Van Van en cada escenario de Cuba y el mundo” diría Juan Formell respecto a esta canción, que se volvería en el éxito de su tercera producción del año 1974 y que en los créditos llevaría la autoría de Pedro Speek. 
Guararey en el lenguaje popular de Guantánamo significa querer algo con otra persona, se utiliza cuando una mujer quiere tener relaciones con otro hombre, y en parte por esa connotación y por los fantásticos arreglos de Formell sería un éxito en Cuba.
A pesar del bloqueo, la música cubana lograba llegar como balsero en inanición a la urbe de New York que ebullía salsa en el barrio latino;  y un año después de haber sido prensado en La Habana, en1975, el “guararey de Pastora” sería bautizado como Guararé por el boom salsero de los setentas.  Igual que el vocablo cubano “Guararey”,  “Guararé” es una palabra sonora y aguda, pero con diferente significado.  El “Guararé” de la América continental no tiene la carga sexual de su similar isleño, se refiere más a molestia o enojo, y esa sería la connotación que tendría: “Pastorita tiene guararé conmigo...”.
El álbum sería titulado simplemente “Barretto”, pero su excelente portada de las congas rojas lo haría reconocible por todas las generaciones de salseros. Acompañado de los vocalistas Tito Gómez, recién salido de la Sonora Ponceña, y el aún poco conocido Rubén Blades ,  Ray Barreto hace un álbum antológico y completamente exitoso que lo llevaría a ser nominado a los premios Grammy del año 1.976.  Guararé sería vocalizado a duo, pero los pregones estaría a cargo de la voz aguda de Tito Gómez, los arreglos serían del pianista Gilberto López y la autoría sería acreditada a los derechos reservados del autor. A pesar de no ser una composición de Juan Formell, es casi seguro que la versión que llegaría a Nueva York y que cautivaría a Barreto sería la de Los Van Van.
Componer boleros no era algo novedoso para Formell, uno de los impulsos más grandes que tuvo su carrera musical en sus inicios fueron las composiciones y arreglos que haría en 1968 para el álbum de Elena Burke titulado Elena, boleros enmarcados dentro del feeling cubano. En el año 1,981 Formell compondría un bolero que le daría título a uno de los trabajos musicales de Omara Portuondo, el álbum “Y tal Vez” para el sello EGREM enmarcado dentro del feeling, tendría un bolero que luego sería bailable en la misma voz de Omara Portuondo, el disco “Y Tal Vez” tendría los arreglos de Pedro Coto.
Para 1,990 Ray Barreto haría su último trabajo para el sello Fania, y su último trabajo de corte salsero, ya que firmaría con el sello Concord con su nueva banda de Jazz New World Spirit.  El álbum titulado “Soy Dichoso” tendría en la parte vocal a Tito González y a Adalberto Santiago. Tito González inmortalizaría para la salsa dos temas de este álbum: “Los Ejes de mi carreta” de Atahualpa Yupanqui y “Tal Vez” de Juan Formell, de quien no aparecerían los créditos.
Tal vez” sería magistralmente llevado a la salsa, no solo por la impecable interpretación de Tito Gonzalez sino por los arreglos atómicos del colombiano Héctor Martignon, quien también interpretaría el piano.
A pesar de no ser una interpretación de Ray Barreto, no podemos pasar por alto el disco “Aquí se enciende la Candela” de Juan Formell, el cual sería interpretado por la Orquesta La Típica 73 que a la postre sería la banda de Barreto sin Barreto, que nace de la estampida de gran parte de los músicos de la banda del conguero salsero.
En su tercer Larga duración del año 1,975 la Típica 73 recoge el tema de Juan Formell y le da los debidos créditos, y lo titula simplemente “La Candela”, nombre que tomaría también para darle título al LP cuya carátula es una especie de bordado caribeño. Sería este disco la respuesta de La Típica 73 al arrollador éxito de Guararé de Ray Barreto, por que en un álbum NO aparecen los créditos y en el otro SI.?

Con la colaboración de

2013-may-12