ALBERTO BELTRÁN - VOLVER A EMPEZAR


El maestro de los musicales de Broadway, Cole Porter dejaría para la eternidad su huella en la música latina y en el barrio con dos tremendas composiciones; hoy solo hablaremos de ese mágico bolero que inmortalizaría la voz de Alberto Beltrán, bolero que nos llega al alma a todos los que buscamos una segunda oportunidad en el amor. Del otro hablaremos luego, por ahora iniciemos con el “begin”.


Cole Porter, el maestro de los musicales de broadway, nace en cuna de oro en una ciudad con nombre de país latino pero sin tilde, Peru (Indiana EEUU), a finales del siglo XIX, escribió más de mil canciones, y dos de ellas se inmortalizarían en la música latina muchos años después y de manera magistral.


Su abuelo lo quería abogado para que se hiciera cargo de los negocios familiares, pero la música era su destino, bajo la tutela de su madre aprendió a tocar piano a los seis años, luego aprendió a tocar violín, y a los 10 años escribió su primera opereta. Se casó con una mujer ocho años mayor que El, a quien no le importó que fuera abiertamente homosexual y que le dedicara canciones a sus amantes hombres, tal era su encanto.


Begin The beguine” la composición más conocida de Cole Porter y que llegó al barrio por la interpretación magistral de Alberto Beltrán, nacería de un baile nativo de las Antillas, el “beguine”, el cual se popularizó en ParÍs en los años 20s del siglo pasado, ciudad donde Cole Porter pasó sus primeros años de casado; al ver el baile, Porter pensó que “begin the beguine” sería un buen nombre para una canción y lo apuntó en una libreta junto a comentarios sobre el ritmo y el tempo. Diez años después en un crucero por el mundo, pasando por las islas Fiji, Porter vería un baile nativo que empezaba con la melodía que se convertiría en la melodía de su disco, pero en un ritmo de bolero son algo acelerado. 

En 1935, por los días que le llegaba la inspiración del “Begin the beguineCole Porter vivía en una de las torres del Hotel Waldorf Astoria en New York y bajaba muchas veces al lobby a escuchar la banda de Xavier Cugat, un español criado en la Habana que tocaba en Nueva York melodías cubanas las cuales endulzaba para que calaran en el oído Newyorkino. 

Una tarde Porter se acercaría a Cugat y le diría: “Cugui, escribí una melodía pero yo no sé en que ritmo ponerla”, entonces la tocaron como polka, tango, bolero, y fue el pianista de Cugat, el también cubano Nilo Menendez, (si, el mismo autor de “aquellos ojos verdes”), el que le daría el ritmo original a la canción.

Y si, la primera versión de “begin the beguine” sería interpretada por Xavier Cugat y su Waldorf Astoria Orchestra en 1935, extrañamente en versión instrumental a pesar de tener la letra de Cole Porter en inglés, y a la par una versión en español escrita por María Greve llamada “empieza el beguine”, de la cual Jorge Negrete haría una mágica intrepretación en 1939. Pero la versión de Cugat no calaría tanto en el público como la que haría Artie Shaw en 1938, de la cual se venderían millones de copias. 


La versión en español de Maria Greve no se volvería a escuchar, tanto así, que en los años 50s el trio “Los 3 diamantes” harían una magnífica versión en español a la que llamarían “Volver a empezar” con una letra diferente a la de Maria Greve; sería la primera vez que el “begin the beguine” se mal traduciría como “volver a empezar”, la sonoridad y la construcción sintáctica invitaban a ese giro del lenguaje, cambiándole el sentido original a la letra; pero esta no sería la letra del disco de Alberto Beltrán.


En 1981 Julio Iglesias tendría un destello de brillantez, ese año compondría e interpretaría una nueva letra para el “Begin the beguine”, le quedaría tan bien que sería el primer cantante español con un disco en español en lograr un No. 1 en Inglaterra; la felicidad sería completa para Julio Iglesias en 1983 cuando Frank Sinatra le dice “Gracias, señor, I love you, wonderful song”  al terminar de interpretar el disco en un programa navideño en su honor, el de Sinatra por supuesto. 


La letra escrita por Julio Iglesias conservaría el “When they begin the beguine” de la letra original escrita por Cole Porter y la temática del tema original que nos lleva a la nostalgia por un amor perdido, pero no sería una traducción apegada a la letra original de Cole Porter. 


Alberto Beltrán, cantante dominicano que de niño sería un vendedor de dulces y que más tarde nos endulzaría los días de la vida con su voz, nos regalaría la versión de “Begin the beguine” que retumba en las cantinas, en las emisoras del a.m.  y en las esquinas del barrio, la versión que nos saca la lágrima y nos revuelca la nostalgia, la llamaría “Volver a empezar” pero le daría los créditos a Cole Porter, aunque la letra sería la misma compuesta por Julio Iglesias.  


Volver a empezar” la interpretaría Alberto Beltrán en el año 1987 para el trabajo “En boleros con Smokin” que grabaría en República Dominicana con la Orquesta del hijo de Cuco Valoy, Ramón Orlando Valoy, y la orquesta de Jorge Taveras.


Gracias a Pablito Solano por la discografía.

VOLVER A EMPEZAR
(Cole Porter, spanish lirycs Julio Iglesias)

When the begin the beguine.
Quiero sentir las cosas de siempre
Quiero saber si  aún tu me quieres
Para volver a empezar
When the begin the beguine
Quiero saber que fue de tu vida
Quiero saber si todo se olvida
Para volver a empezar
Yo que siempre jugué con tu amor hasta el final
Y seguro yo estaba que tu aún me querías
Hoy al ver que ya todo acabó que no daría
Para volver a empezar.
Día a día te hacías querer un poco más
Quien me iba a decir que una vez te perdería
Hoy al verme tan solo sin ti Que no daría
Para volver a empezar

2016-Oct-19